Escribo esto porque estos últimos meses ha sido una odisea conseguir un piso en Barcelona (Por si no saben, en pocos meses me voy a estudiar allá) y estoy 1000000% segura que para muchos ha sido también un problema. Entre llamadas en Skype, fotos, y miles de contactos, he logrado recopilar los mejores tips para conseguir una habitación mientras estudias, o estás de paso. Ten claro que si quieres economizar el alquiler de tu habitación, la mejor opcion es compartir el apartamento.

  1. Comienza tu búsqueda hoy

La búsqueda de una habitación en un piso compartido debe comenzar cuanto antes para conseguir las mejores habitaciones a los mejores precios. Si te dejas estar y comienza el año académico, es probable que pierdas las mejores ofertas y te queden las opciones menos interesantes.

Algunos sitios útiles que puedes visitar para encontrar habitaciones son:

He usado Airbnb y la verdad no he tenido mala experiencia. Si te animas, te regalo 25$ de crédito aquí.

También puedes consultar la bolsa de vivienda joven que las universidades y municipios suelen tener para los estudiantes, o sino también puedes consultar los anuncios en periódicos especializados o en los tablones del campus, cafeterías o paradas de autobús.

Fíjate si se trata del aviso de una agencia inmobiliaria, ya que estas requieren que entregues un mes de fianza y un mes de honorarios y debes tomarlo en cuenta.

  1. Consulta los precios

– Fíjate un «precio techo» realista. Si tienes una limitación presupuestaria (hasta 700€) no pierdas el foco en que tu objetivo es «como mucho» esa cantidad (aunque puedas contemplar otras superiores para negociar, como ya veremos).

– Debes elegir una zona determinada para afinar aún más la búsqueda. No vale «todo x ciudad» porque seguro que querrás estar cerca de la Universidad/trabajo que está en un sitio determinado y una vida social (familia, amigos…) que discurre en otro lugar. Intenta centrarte en aquella zona que satisface tus necesidades de tiempo de desplazamiento, ocio, tranquilidad y que encaja en tu presupuesto.

A la hora de medir la calidad/precio de la habitación conviene que consideres lo siguiente:

  • la situación del apartamento
  • si se ajuste a los parámetros establecidos por la Ley de Arrendamiento Urbanos
  • la distancia a la que se encuentra del campus
  • la distancia a la que se encuentra del metro o la parada de autobús
  • el tamaño de la habitación
  • el tipo de cama
  • el estado de las zonas de uso común
  • los precios de la zona
  • tus necesidades económicas

Algo que estuve notando fue que vi habitaciones hasta de 600 euros (si haces el cambio a tu moneda, es mucho) y muchos ponen esos precios altos porque seguramente quieren que TU pagues mas de la mitad del precio del apartamento y la otra persona pueda pagar menos. ¡Pendiente con eso!

 

  1. ¡Cuidado con las estafas!

Ten cuidado porque existe la posibilidad de estafas, así que opta por medios fiables, visita el piso, habla con los vecinos y asegúrate que todo esté correcto antes de tomar una decisión.

No te confies de los avisos sin foto y por supuesto nunca alquiles sin haber visto el lugar. Muchas veces las imágenes no son recientes o los ambientes pueden parecer más grandes de lo que realmente son. Asegúrate de pedir un inventario antes de firmar el contrato, comprueba que todo funciona y está limpio.

  1. Los compañeros de piso

Esto es fundamental y necesitas prestarle especial atención ya que pasarás mucho tiempo con tus compañeros. Imagina cuáles son las cualidades ideales que buscarías en un compañero, e intenta ver si son personas que viven de manera similar a ti, con actitudes similares en cuanto a la limpieza, la alimentación, las actividades.

¿Tienes alguna preferencia sobre el sexo? Si bien es una elección personal, puedes filtrar las ofertas en base a ello y así estar más cómodo. Siempre conviene que quedes para tomar un café con el/los futuro/s compañero/s, di lo que piensas y quieres, y así veras fácilmente si eres o no compatibles el uno con el otro y si hay ‘feeling’. Seguramente se van a repartir tareas, a si que se responsable con eso. A nadie le agrada alguien que no colabore con la limpieza del piso y donde todos comparten.

  1. Siempre firma un contrato

No entregues una fianza o mensualidad antes de firmar un contrato donde se estipulen claramente los parámetros del alquiler, la duración y las responsabilidades de ambos, y asegúrate de tener un comprobante de renta donde se establezca que el casero (firma y Cedula/# de pasaporte) ha recibido ‘x’ monto por el alquiler del mes.

En estos casos, te recomiendo siempre leer los terminus y condiciones y las leyes de ese país en caso tal de que tengas alguna inquietude y quieres verificar con la ley.

  1. Lleva a tu madre/padre/familiar/alguien que genere confianza

– Representa un apoyo fundamental a la hora de conseguir la habitación. Da seriedad y empatiza con el/la [email protected] Más aún, si eres un chico/chica sólo.

– Si está muy ocupada y no puedes hacer que vaya a cada visita que hagas, asegúrate que si lo haga a ése piso que tienes la sensación de que va a ser el bueno o cerciórate de que está disponible para que acuda si das el ok esa misma tarde. Reforzará tu imagen frente al dueño.

 

  1. Otras consideraciones importantes

Recuerda que el casero es responsable de las cosas que se rompan, excepto las que se desgasten con el uso, como las bombillas, esas son responsabilidad del inquilino. De lo contrario, si se rompen los electrodomésticos o la caldera, el arrendador debe asumir esos costes.

Conviene que sepas además que los gastos de la comunidad son obligación del casero, a menos que esto haya sido establecido expresamente en el contrato. No obstante, la ley de Arrendamientos establece que “los gastos que tendrá que abonar el arrendatario (inquilino) son los derivados de los servicios que sean susceptibles de individualización, como los de luz, gas, etc.”.

 

Buscar una habitación no tiene porque ser misión imposible, si sigues estos consejos al pie de la letra, créeme que encontrarás ese espacio ideal para tus necesidades. ¡Nos leemos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *